Selección de las placas de tampografía

Placas de tampografía

Cuando tenemos un trabajo de impresión tampográfica, debemos saber como elegir correctamente la placa que usaremos para evitarnos problemas.
Veamos, en las placas de tampografía existen dos variedades:
  • Las placas de polímero
  • Las placas de acero
Tanto las placas de polímero como las de acero tienen dos opciones a elegir:

Placas de polímero:

Hay placas de una exposición y hay placas de doble exposición

placas de tampografía

Placas de acero:

Tenemos placas delgadas y hay Placas gruesas

Lo que debemos tomar en cuenta es básicamente el tamaño del tiraje (cantidad de piezas a imprimir), la cantidad de tinta y la opacidad necesaria para que la imagen se transfiera correctamente y por último, el tipo de imagen que imprimiremos (el área más grande y la más pequeña de la imagen).
Las placas de polímero que normalmente soportan hasta 10,000 impresiones, son más económicas y por lo tanto, normalmente ese es el factor que impulsa a usarlas en trabajos cortos. Pero antes de decidirse por el factor precio, es preferible considerar esto:
  1. Si no tenemos como grabar nuestras propias placas, lo mejor será utilizar una placa de acero delgada y no corrernos el riesgo de parar el trabajo por varios días porque nuestra placa se ha dañado.
  2. Si aún así preferimos el bajo costo de las placas de polímero, entonces será mejor grabar dos placas y tener una como respaldo. Es preciso hacer ver que aunque en teoría soportan hasta 10,000 tiros, es casi seguro que deberemos utilizar una placa extra por el desgaste que puede sufrir con la cuchilla que limpia la tinta.

Hay que tener en cuenta que si nos decidimos a usar placas de polímero en trabajos de hasta 10,000 tiros y ocurre que la placa principal se daña, tendremos que volver a centrar la placa de respaldo, nos puede ocurrir lo siguiente:

  • Si no se hace bien, pueden haber rechazos en el trabajo final (más aún si estamos trabajando dos colores).
  • Estaremos consumiendo y perdiendo un tiempo valioso.
Pero bueno, si al final tomamos la decisión de usar las de polímero, lo siguiente sería cambiar la cuchilla (Doctor Blade) por una más flexible para no dañarla, pero entonces puede ocurrir que por lo suave y flexible de la cuchilla, nuestra impresión queda difusa en algunas partes principalmente en áreas grandes de la imagen.
Esto se conoce como scooping (un término en inglés) que no es más que una imagen impresa con sus bordes mal definidos.
Esto no se soluciona ni cambiando la posición de placa, ni imprimiendo más de una vez el mismo sustrato. Lo único para remediar la situación es grabar las placas con una pantalla (plantilla de tramado), o usar una placa de acero.
Estos son algunos elementos que nos servirán para tomar una decisión, continuaremos con la explicación de que es un tramado o pantalla para grabar las placas otro día.

2 opiniones en “Selección de las placas de tampografía”

Comentarios cerrados.