Plantillas de medio tono en las placas

A quienes les interese conocer como grabar las placas de tampografía de polímero, hay que seguír estos sencillos pasos:

Hay que recordar que en las placas de tampografía, existen las de una y dos exposiciones. En el caso de las placas de dos exposiciones, después de exponer la placa la primera vez (con el positivo), es necesario exponerla con una plantilla de medio tono.

La plantilla de medio tono tiene al menos dos propósitos. Uno, es romper la tensión superficial de la tinta. En lugar de ser un espacio vacío donde la imagen queda grabada, la plantilla de medio tono deja puntos o picos sobre la placa y esto evita que al pasar la cuchilla “barra” toda la tinta en el huecograbado, y además, evita que al caer el tampón sobre la imagen, esta “salpique”.

Las plantillas de medio tono pueden ser desde 70 líneas por pulgada hasta 300 líneas por pulgada, dependiendo no solo del tamaño de nuestra imagen, sino también algo muy importante: la profundidad que queremos que tenga nuestra placa. La imágen a continuación puede ser más explicita.

El uso correcto de plantillas de medio tono en tampografía

La zona verde es la placa de polímero y los picos que se ven son hechos por la plantilla de medio tono. La zona amarilla en este caso, es la tinta que llena el huecograbado de nuestra placa.

Placas de polímero de doble exposición

Estas placas siempre deben ser expuestas dos veces, una con la imagen que se grabará, y la segunda con la plantilla de medio tono. La segunda exposición es la que marca la profundidad final de nuestro grabado. Mientras más poroso sea el material que imprimiremos, más profundidad debe tener nuestro grabado (por ejemplo madera o cuero), mientras que superficies como plásticos, vidrio o metal con mucha menos porosidad, necesitan de una placa grabada con menos profundidad.

Placas de polímero de una exposición

Normalmente se usan para detalles finos o imágenes que no contengan sólidos grandes para imprimir ya que la tensión superficial de la tinta en espacios grandes provoca que la cuchilla deje espacios sin tinta y que el tampón provoque “salpicaduras” que se verán reflejadas en nuestra impresión. Dicho esto, usaremos estas placas solo para textos pequeños o dibujos o imágenes consistentes solamente en líneas finas.

Estos mismos principios se aplican para las placas de acero las cuales pueden grabarse con una o dos exposiciones.

2 opiniones en “Plantillas de medio tono en las placas”

  1. Hola, quiero inciarme en la tampografia, mi intención es sustituir en modelos a escala las calcamonias al agua por este método.

    Dedizco entonces que para pequeñas letras, de décimas a veces, es mejor utilizar placas de polimero de una sola exposición?

    Me explicas un poco mejor esto.

    Gracias anticipadas.

    1. Hola Alejandro.

      Es correcto. En imágenes pequeñas y lineales tal y como las letras, es mejor usar placas de una sola exposición. La razón de usar placas de doble exposición es porque cuando imprimes imágenes “llenas”, como por ejemplo el logotipo de Apple o letras en negrita (como por ejemplo las letras características de Windows), la plantilla de tramado sirve para que el pad al momento de hacer contacto con la placa, toda la tinta contenida en esa área llena sea transferida al pad sin dejar espacios en blanco.

Comentarios cerrados.