Placas de tampografía

Así como las tinta de tampografia a usarse son de vital importancia, las placas de tampografía también lo son porque dependiendo de la calidad del grabado así será la impresión sobre el sustrato.

La tampografía en sus inicios, se utilizaban placas de acero que tenían hasta 8mm. de grosor. Esto no solo aumentaba el precio final de las impresiones tampográficas, sino que impedía ofrecer los servicios a empresas que deseaban tirajes muy cortos (100-500-1,000 unidades).

También estaba el problema que representaba su almacenaje, no solo por el peso, sino que también el grosor impedian adjuntar a las placas. los controles de producción.

Placas de tampografía de acero

Las máquinas tampográficas actuales, usan placas con recubrimiento de polímero que permiten tirajes cortos de hasta 10,000 unidades o las placas de acero para grandes tirajes (más de 100,000 unidades) que se graban en el mismo taller con la ayuda de un insoladora o quemadora de placas y se revelan con agua o con alcohol.

Estas placas han provocado una baja en el costo de impresión lo cual permite llegar a sectores más amplios del mercado haciendo que los precios de la tampografía sean verdaderamente accesibles. Tiene además, la gran ventaja que el grabado resulta muy fácil y económico de realizar dentro del mismo taller.

Placas de tampografía de polímero

El proceso de grabado de las placas para máquinas tampográficas, generalmente incluye dos procesos que son cruciales para la calidad:

  1. La exposición de la placa con el film positivo (la imagen que queremos grabar)
  2. La exposición de la placa con el film que contiene el tramado

Cada tipo de placa tiene sus propios tiempos de exposición, así que siempre es necesario hacer pruebas antes de la impresión y es que, además, influyen las características y tipo de quemadora que se use. La calidad del grabado influye directamente sobre los tampones de tampografia que usemos. Normalmente, la profundidad del grabado es de aproximadamente 25 micrones.

Más adelante veremos cuál es el procedimiento para grabar y revelar las placas y que cuidados especiales hay que tener.

2 opiniones en “Placas de tampografía”

  1. Estoy tratando de hacer clichés para tampografia, para lo cual construí mi propia insoladora con tubos negros de probar billetes, sin embargo utilizando 3 minutos de insolado, la calidad del cliché no es buena, ya que los bordes de los logos principalmente en letras es muy irregular e incluso hay letras que no destapan en su totalidad, será que se debe dejar más tiempo en el insolado?, los positivos los he trabajado en impresora desckjet sobre acetato repitiendo dicha impresión tres veces, a mi parecer quedan bien oscuros y no dejan pasar la luz.
    Adicionalmente, quisiera saber cómo se debe preparar una tampográfica manual con respecto al intero cerrado, a éste se le debe ajustar el magneto al máximo?.

    1. Hola Carlos,

      Lo recomendable es usar dos acetatos cada uno con su impresión y luego ponerlo uno sobre otro haciéndolos casar. Pasar dos o tres veces el mismo acetato puede producir errores de registro y por eso es que la luz se filtra.

      Tres minutos me parece demasiado tiempo, aunque depende del fabricante de tus placas, usualmente la primera exposición no pasa de dos minutos, la segunda vendría a ser aproximadamente 48 segundos. Tal vez estés usando mucho tiempo.

Comentarios cerrados.