Grabado de placas de acero

Como grabar las placas de acero

Consejos para el grabado de placas de acero para tampografía

Las placas de acero (clises) son muy útiles para tirajes largos de más 100,000 unidades pero suelen ser más costosas. El grabado de estos clises no es complicado aunque si requiere de ciertos cuidados especiales.

Veamos como grabar las placas:

Para proceder al grabado de placas de acero, primero quitamos la película protectora de la placa para colocar encima el positivo.

El clisé y el positivo se colocan en nuestra insoladora (puede ser entre 2 y 8 minutos). Este paso sirve para endurecer toda parte que quede expuesta a la luz neon, spot o ultravioleta de nuestra insoladora, pero que deje blanda la parte oculta por nuestro positivo.

Como siempre, es necesario hacer pruebas hasta conseguir el tiempo optimo. Debemos estar claros que los factores que inciden directamente en el tiempo necesario para quemar la capa sensibilizada, son la fuerza de la lámpara de nuestra insoladora y la distancia entre la lámpara y la placa que queremos grabar.

Una vez ajustado el tiempo óptimo, sacamos el clisé de la insoladora para revelarlo. Normalmente son necesarios entre 1 y dos minutos, algunos fabricantes sugieren solo sumergirlas en la solución y afirman que no es necesario que sea agitada. Personalmente prefiero agitarla un poco para ayudar a que no queden restos de película sensibilizada en nuestro grabado.

Cuando ya se haya revelado, hay que secarla con aire comprimido. Nunca hay que usar paño para secarla porque destuiremos la partes que sirven para proteger la placa del ácido o podemos dañara la imagen que ya hemos grabado en la insoladora.

Cuando nuestra placa de acero está seca, procedemos a ponerle el ácido encima de las partes expuestas (nuestro logo o leyenda). Algunas veces sucedera que el ácido pareciera no reaccionar, así que un tip muy bueno, es que usando un alfiler se haga contacto con la placa. Pareciera que de alguna forma el contacto del alfiler con el ácido y la placa provoca la reacción necesaria para empezar a corroer el metal.

Este paso es el más delicado para el grabado de placas de acero. Tendremos que hacer algunas pruebas para determinar el tiempo correcto para que el ácido nos de la profundidad necesaria. Recordemos que las pruebas debemos realizarlas reloj en mano y no al simple cálculo. Normalmente bastará un minuto o minuto y medio para lograr la profundidad correcta. Es bueno protegerse con una mascarilla porque el ácido genera gases molestos al olfato.

Al terminar de grabar, quitamos el resto de ácido y lo colocamos en otro recipiente. Este ácido no debe guardarse porque tiene partículas del acero que ha corroído, además, se pone de un color oscuro. El ácido puede rebajarse con agua en caso que fuera demasiado fuerte.

El revelador y el ácido, dependen del fabricante, así que habrá que consultar con ellos cual es el indicado para cada paso.

Espero que haya sido útil esta información para cuando quieran hacer algún grabado de placas de acero.

5 opiniones en “Grabado de placas de acero”

  1. Pingback: Bitacoras.com

Comentarios cerrados.